Cómo hacer patatas fritas de bolsa

Cómo hacer patatas fritas de bolsa

Freír Recetas
Cómo hacer patatas fritas de bolsa

Las patatas fritas de bolsa son uno de los snacks favoritos de casi todo el mundo. Cuando salimos a tomar un refresco, las patatas fritas de bolsa son el complemento perfecto. Son sabrosas y son crujientes. ¿Qué más se puede pedir? En este artículo vamos a responder algunas de las preguntas más comunes sobre las también conocidas como chips y acabaremos viendo cómo hacer patatas fritas de bolsa. Como siempre, coge papel y lápiz y apunta.

¿Qué tipo de patatas para freír?

A esta pregunta ya hemos respondido en más de una ocasión. La patata ideal para freír es la agria. Sus características la hacen ideales para esta manera de cocinarlas. Su contenido bajo en azúcares, la finura de su piel y el porcentaje de almidón en su composición consiguen un resultado óptimo en la sartén. Te recomendamos que la próxima vez que compres patatas tengas en cuenta para que modo de preparación vas a destinarlas. Recuerda: para freír, patata agria.

¿Quién inventó las patatas fritas de bolsa?

Para conocer el origen de las patatas fritas de bolsa tenemos que viajar al Nueva York del año 1853. Allí, un cocinero llamado George Crum popularizó la receta de patatas al estilo francés desde su restaurante Moon Lake Lodge’s. Parece ser que el mismo Thomas Jefferson habría importado la receta tras ser embajador en París.

¿Cuántas calorías tiene una bolsa de patatas fritas?

Las patatas fritas de bolsa tienen un aporte calórico alto. Hablamos más o menos de 520 kcal cada 100 gramos. Si haces un consumo responsable, podrás disfrutar de este manjar sin ningún problema.

¿Cómo hacer patatas fritas de bolsa?

Seguro que tienes tus marcas predilectas de patatas fritas de bolsa. No nos vamos a meter ahí. Pero lo que si vamos a hacer es ayudarte a preparar tus propias patatas fritas de bolsa caseras. Si sigues nuestra receta te quedarán espectaculares. Te lo aseguramos.

Ingredientes

  • 2 patatas especiales para freír de Patatas Conde
  • Aceite para freír. Utilizaremos aceite de oliva.
  • Sal

Modo de preparación

  1. Como siempre, lo primero es lavar y pelar las patatas. Utiliza un pelador o un cuchillo. Verás que en el caso de la patata agria la retirada de la piel es todavía más sencilla que en otras variedades.
  2. Es la hora del corte. Aquí está el truco y la gracia de las patatas fritas tipo bolsa. Tenemos que conseguir cortar “rodajas” muy finas de patatas. Si somos habilidosos utilizando un cuchillo podemos utilizarlo, pero lo más recomendable y más sencillo es utilizar una mandolina. El resultado será muy bueno y el esfuerzo mínimo.
  3. Echamos abundante sal.
  4. En una sartén hervimos aceite a unos 180º. Tiene que estar muy caliente para conseguir que se doren bien y se pongan crujientes.
  5. Echa una primera patata para comprobar la temperatura del aceite. Si es la óptima, echa el resto de patatas con cuidado y fríelas durante unos minutos. Debemos tener cuidado, al estar cortadas en rodajas tan finas se freirán muy rápido y si no estamos pendientes pueden quemarse. Tenemos que prestarles atención en todo momento. No hace falta que echemos demasiadas al mismo tiempo. Así, se harán más rápido y evitaremos que se peguen.
  6. Cuando veamos que ya están listas las iremos sacando a un bol con papel de cocina. Esto absorberá el exceso de aceite.

Finalmente solo nos quedará servirlas y disfrutarlas. Igual que cuando vamos a nuestra terraza favorita, ¿verdad?

Ahora que ya sabes como hacer patatas fritas de bolsa tal vez te interese descubrir otros modos de preparación de las patatas o recetas con patatas muy variadas y que incluyen pescado, carne o verduras. Nuestro libro de recetas es muy completo. Te animamos a echarle un vistazo.